La Mirada Agroecológica

Cada mapa ofrece una mirada sobre un territorio. Nosotras queríamos aportar la mirada agroecológica.

El laboratorio AgroHULEcológico pretendía, en su primera sesión, acercar a la comunidad Wikitoki y su entorno próximo la realidad de sus hábitos alimentarios. Estamos acostumbradas a ver la comida en el supermercado, en la tienda o en el bar pero, ¿qué sabemos de ella? ¿De dónde viene? ¿Quién la ha producido y de qué manera? ¿Cuáles han sido las condiciones laborales de las personas que han hecho que ese alimento llegue del campo a la mesa? En un planeta cada vez más globalizado -con la desafección que eso implica con los territorios y las personas que los habitan- decidimos emplear una herramienta que nos hiciera poner los pies en la tierra: el mapa.

Mapas utilizados en el primer taller de AgroHULEcológico

Mapas utilizados en el primer taller de AgroHULEcológico

Cada mapa ofrece una mirada sobre un territorio, con lo que muestra pero también con lo que no, y nosotras queríamos aportar una mirada agroecológica. Empleamos el mapa como herramienta que nos permitía reflexionar conjuntamente con las comensales de nuestros talleres-comida sobre los sistemas alimentarios. Partiendo de cuatro alimentos – soja, aguacate, café y atún-, trazábamos en un mapamundi el recorrido que hacían “del campo -o del mar- a la mesa”. A partir de ahí comenzó una reflexión colectiva sobre lo que podríamos llamar el sistema agroalimentario industrial y globalizado. A pesar de su enorme complejidad, a día de hoy puede ser más fácil y habitual ver cómo en nuestro territorio se alimenta al ganado con soja que llega desde Argentina o atún que se pesca en Japón y se envasa en Tailandia, que pescado fresco del Cantábrico o animales que pastan praderas. El sistema agroindustrial ha creado unos “cuellos de botella”, principalmente en la distribución, que hacen que lo lejano esté cerca y sea más difícil acceder a lo próximo.

Mapeando el sistema agroalimentario global. Aperitivo en el primer taller de AgroHULEcológico

Frente a este mapa global nos dispusimos a reflexionar sobre el territorio bizkaíno para reflejar otro sistema alimentario: el agroecológico. Desde Surcos Urbanos aportamos una primera base de mapeo que, durante entre la comida, talleres y conversaciones, se fue completando con proyectos e iniciativas que conocían las comensales. Intentamos abarcar todos los eslabones de la cadena alimentaria agroecológica: producción y transformación alimentaria, consumo y comercialización, restauración y comedores colectivos, redes y organizaciones y otros proyectos e iniciativas. Una multiplicidad de personas y trabajo que ha permitido tejer cadenas alimentarias alternativas, vinculadas con el territorio y las personas que están en él.

Mapeando el sistema agroecológico de Bilbao. Comida en el primer taller de AgroHULEcológico

Después de este trabajo se iba a realizar una segunda sesión que aún no hemos podido llevar a cabo por la crisis sanitaria -y también social y económica- desatada a raíz de la pandemia del COVID19. No vamos a pensar en ésta como una oportunidad, ni mucho menos, pero con ella -y con las medidas adoptadas por el estado de alarma- se han visibilizado con más intensidad muchas de las problemáticas que se trataron en los talleres:

  • el sistema globalizado en el que vivimos, que igual que transporta alimentos de un lugar a otro hace lo mismos con los virus, genera un elevado impactos social y ambiental;
  • este sistema industrial y global se articula al margen de lo local y lo próximo, a pesar de que éste último genera más seguridad y soberanía alimentaria, cerrándose mercados locales y no sedentarios y prohibiendo el acceso a huertos de autoconsumo, imprescindibles para el funcionamiento de los sistemas alimentarios locales;
  • los lazos y la participación han sido imprescindibles para generar los sistemas alimentarios locales, como se ha visto en las más de 600 entidades que han reclamado a la administración medidas de apoyo frente a las restricciones que ha sufrido el sector agroecológico, conformado por una multitud de proyectos a pequeña escala.

El mapa no está acabado. Nunca lo estará porque los mapas son fotos fijas de una parte de realidad -en este caso la agroecológica- siempre dinámica y cambiante. Por ello, el mapeo realizado entre Surcos Urbanos y las comensales es una herramienta abierta y editable, pensada para que se siga actualizando y completando desde la mirada agroecológica, un recurso que nos permita generar nuevas redes y modificar nuestros hábitos alimentarios. Una palanca para ir, tipi-tapa, cambiando el mundo. Si que animas a colaborar aquí tienes unas instrucciones.

Mapa colaborativo del agroecológico de Bilbao

 

Mapear para conocer

Conocer para reflexionar en colectivo

Cambiar nuestra mirada para dirigirnos hacia el mundo agroecológico que deseamos

Esta entrada fue publicada en Investigación, Participación, Sistemas agrarios y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s